813.279.8899 info@tampafloats.com
El hombre no es extranjero al poder curativo de la Sauna: desde el finlandés, a los antiguos griegos, a los nativos americanos, la práctica de la terapia térmica ha abarcado generaciones y continentes.

A diferencia de la sauna seca tradicional, que se basa en calentar el cuerpo indirectamente a través de superficies de calentamiento dentro de la sauna, las saunas infrarrojas emiten calor que es absorbido directamente por la piel. Como resultado, las olas de calor pueden penetrar profundamente en el músculo y el tejido, creando un aumento en la temperatura corporal central a una temperatura ambiente mucho más baja que la sauna tradicional. Es esta diferencia clave en la metodología de la calefacción lo que le da a la sauna infrarroja su capacidad de crear un ambiente que promueve un sudor desintoxicante a una temperatura mucho más baja, desbloqueando una variedad de diferentes beneficios para la salud, tales como:

EFECTOS ANTI-ENVEJECIMIENTO
Las saunas infrarrojas ofrecen una alternativa saludable y de bajo costo a las costosas cremas para la piel para aquellos de nosotros que buscamos la escurridiza “Fuente de la Juventud”. El calor infrarrojo penetra profundamente tanto en la epidermis como en la dermis de la piel, promoviendo la curación y el crecimiento de colágeno. ¿El resultado? Arrugas reducidas, poros minimizados y una mejora general en el tono de la piel.
TRATAMIENTO DEL SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA
Aquellos afectados por el Síndrome de Fatiga Crónica (SFC) pueden dar fe de la naturaleza debilitante del trastorno, que se caracteriza por fatiga inexplicable, dolor muscular, fiebre e insomnio. La tecnología de infrarrojo lejano ofrece la promesa de una nueva modalidad de tratamiento, ya que varios estudios han demostrado que la fatiga, la alteración del sueño, el dolor y la fiebre baja se reducen drásticamente en las personas que reciben terapia de sauna.
CIRCULACIÓN MEJORADA
El calor que se distribuye por todo el cuerpo durante una sesión de sauna infrarroja produce una dilatación en los vasos sanguíneos periféricos similar a la observada durante el ejercicio. A medida que los vasos sanguíneos se expanden en un intento de enfriar el cuerpo, la circulación hacia las extremidades mejora notablemente. De hecho, el flujo sanguíneo se puede estimular a casi el doble de la velocidad que se experimenta en reposo, lo que mejora la circulación con un mínimo esfuerzo.
RELAJACIÓN
Probablemente ya sepa que el estrés puede tener un gran impacto en su salud y bienestar, tanto físico como mental. Los estudios han demostrado que el estrés y la ansiedad no solo pueden exacerbar ciertas condiciones médicas preexistentes, sino que también pueden causar estragos en el sistema inmunitario, dejando al cuerpo y la mente vulnerables a una amplia gama de nuevas aflicciones. Mitigar el estrés y la ansiedad es crucial para mantener una vida sana y equilibrada. El calor suave y relajante de la sauna de infrarrojos es una excelente manera de relajar la mente y el cuerpo, sentando las bases para una vida más feliz y más saludable.
SALUD CELULAR
La terapia de infrarrojo lejano vigoriza el sistema circulatorio, lo que le permite proporcionar de manera más eficiente la sangre oxigenada a las células de nuestro cuerpo. Esta sangre rica en nutrientes optimiza la salud y el funcionamiento celular, impulsando nuestro sistema inmunológico y fortaleciendo nuestra capacidad de recuperación de lesiones musculares y tisulares.
DEPRESIÓN
Los síntomas de la depresión pueden ser extremadamente variados, y van desde sentimientos de enojo y tristeza, hasta una pérdida de interés en las actividades diarias, insomnio, fatiga y dificultad para concentrarse. La terapia térmica ha demostrado un gran potencial como tratamiento para quienes padecen formas leves y graves de depresión, ya que múltiples estudios han confirmado que las quejas físicas y mentales, el hambre y la relajación mejoraron en pacientes que sufren de depresión y pérdida de apetito.
PRESIÓN SANGUÍNEA BAJA
Los rayos infrarrojos lejanos tienen la capacidad única de penetrar profundamente en nuestro cuerpo, induciendo un sudor potente que eleva la frecuencia cardíaca y aumenta el flujo sanguíneo en todo el cuerpo. Este aumento en la actividad cardíaca, similar al experimentado durante la actividad aeróbica, ha demostrado científicamente que reduce la presión arterial.
SALUD CARDIOVASCULAR
Al igual que el ejercicio, la terapia térmica puede proporcionar una amplia gama de beneficios cardiovasculares, que incluyen una disminución de la presión sanguínea, una circulación mejorada y una mejor función vascular, por nombrar algunos. Los estudios clínicos también han encontrado que el baño de sauna frecuente se asocia con un riesgo reducido de muerte cardíaca súbita, enfermedad cardiovascular fatal y enfermedad coronaria fatal.
DESINTOXICACIÓN
El sistema inmunitario humano se basa en una serie de procesos bioquímicos, que es una manera elegante de decir que los químicos en nuestro cuerpo pueden tener un profundo impacto en nuestro sistema inmunológico. Una de las formas más eficientes y saludables de eliminar sustancias químicas no deseadas de nuestro cuerpo es a través del proceso de sudoración, que permite que los poros de la piel se abran y expulsan desechos y toxinas. Las saunas infrarrojas estimulan las glándulas sudoríparas del cuerpo, promoviendo la liberación de una variedad de sustancias nocivas que se encuentran en nuestras células.
PÉRDIDA DE PESO
Gran parte de la forma en que reduce la presión arterial, los estudios clínicos han demostrado que una sola sesión en una sauna de infrarrojos puede quemar casi 600 calorías. A medida que el calor infrarrojo provoca un aumento en la temperatura central, el cuerpo intentará enfriarse al aumentar la cantidad de sangre que el corazón bombea hacia la superficie de la piel. Este aumento en el flujo sanguíneo a su vez crea un impulso en el metabolismo, lo que significa que está quemando más calorías y perdiendo kilos sin tener que esforzarse.
ALIVIO DEL DOLOR
Las ondas infrarrojas tienen la capacidad única de penetrar a casi 2 “de profundidad en los músculos, los tejidos blandos y las articulaciones de una manera que incluso la masajista más capacitada no puede. De hecho, los estudios han demostrado que las saunas infrarrojas son altamente efectivas en el tratamiento de todo, desde dolores menores hasta dolor crónico y rigidez por afecciones como fibromialgia, artritis y otras enfermedades inflamatorias. También se ha demostrado clínicamente que la terapia con sauna acelera el proceso de recuperación en atletas lesionados.
ALIVIO DE ARTRITIS
Desde el comienzo de los tiempos, la terapia de calor ha sido ampliamente utilizada por personas que padecen diversos trastornos reumáticos, incluida la artritis. Estudios recientes han encontrado que las saunas de infrarrojos proporcionan alivio del dolor y la rigidez asociados con la artritis, así como un mayor rango de movimiento en las articulaciones afectadas.
ALIVIO DE SÍNTOMA DIABÉTICO
La disminución de la calidad de vida es frecuente entre las personas que padecen diabetes, y los resultados deficientes de salud suelen ser el resultado de varios síntomas asociados con la enfermedad. La terapia con sauna ofrece un nuevo tratamiento prometedor, ya que un reciente estudio clínico encontró que la salud física y general, así como el funcionamiento social, mejoraron para los participantes que se sometieron a tratamiento en una sauna de infrarrojo lejano.

Hours of Operation



Subscribe to our newsletter!



BOOK NOW